BIENVENIDO, SOY ANNA COLOM

Éste es mi espacio desde el que llevo a termino mi misión. Mi objetivo es ayudar a personas como tú a conseguir tus propositos personales, sociales o laborales.

Sobre mi

Terapeuta en P.N.L. y Coach personal y grupal

Un 16 de junio del año 71, nació una niña en la ciudad de Barcelona, en una familia humilde y trabajadora. Toda su vida, esta niña ha querido sentirse útil y gustar a los demás.

Su meta, era cumplir expectativas de gente que habitualmente la rodeaba y aun sabiendo que la han querido y la sigue queriendo mucho, siempre le han puesto el listón muy alto. Ya, de pequeña sufrió su primer toque de atención, quejándose de dolor en sus tobillos; se sentaba en los bordes de las aceras, para descansar ese “dolor”. Durante sus años de adolescencia y juventud, nunca ha querido decepcionar a nadie, sobre todo a los suyos y ha soportado un peso que no le correspondía.

Persona de carácter inflexible, intolerante, blanco o negro,…..madura y llega un día que se casa y forma una familia con dos hijos; un niño y una niña. Durante todos estos años, su cuerpo físico recibe mensajes de alerta para que se produzca un cambio lo menos violento posible; por inconsciencia, éstos mensajes se dejan pasar, no se les hace caso, y de repente si tú no te paras, “ellos” te paranEs lo que vulgarmente decimos “mi cuerpo ha explotado”.

Un 24 de septiembre le comentan los resultados de unos análisis que se hizo por no encontrarse bien, y primera noticia:”usted tiene reuma”. A la joven chica, le asombró más la cara de la doctora que lo que le decía; evidentemente no sabía a qué se estaba enfrentado. Reuma? y eso que es?

Cuando lo comentaba, la gente se ponía las manos en la cabeza, y la propia doctora, le dijo que estaba a un nivel que en breve se desencadenaría una enfermedad reumática con nombre y apellido y entonces ya se vería; lo peor que le puede pasar en quedarse en silla de ruedas, le dijo sin mirarla a la cara. Bien ¡!! Gran noticia ¡! Así se dicen las cosas, claras y sin mirarte a la cara. Aquí empezó SU GRAN DESPERTAR.

Mi Despertar

Tuve la gran suerte de estar rodeada de dos personas, que yo les llamo mis guías aquí en la Tierra, que durante mis años de purgatorio, me han servido de muletas para andar a mi lado y dándome todo su apoyo; dos grandes terapeutas que cada uno en su justa medida y respetando mi tiempo y mi libre albedrío, me han ido enseñando mi nuevo estilo de vida.

A medida que vas andando por ésta nueva senda, vas encontrando gente nueva, gente que a través de su experiencia, te “regalan” herramientas para que las estudies, y trabajes; así, entender por qué “me ha pasado esto a mí?”; no soy culpable de nada, Aceptar, Comprender y Perdonar.

Bienvenida a mi vida la programación neurolingüística, el coaching, el pensamiento sistémico, la respiración consciente, la bio descodificación y muchas otras herramientas COMPLEMENTARIAS, así como muchos libros como Dime que te duele, y te Diré porque; la Reconexión, El Día que Hablé con Jesús…..etc.

Sólo aparecía a la consulta del reumatólogo para que me pautara el nuevo análisis de control y ver como el parámetro Proteína C reactiva y la velocidad en sangre, iban bajando de nivel; el hombre, francamente alucinaba con mi caso. Hasta que un día me comentó: “no sé lo que estás haciendo, pero sigue por ese camino, porque la medicina tradicional no podrá ayudarte, sólo te apaliara el dolor.
Intenté explicarle, digo intenté, porque no pude acabar, que lo único que hacía era averiguar porque había llegado a tal situación, cuál era la causa emocional que hizo que con los años, mi cuerpo se detuviera y a partir de ahí, aplicar varias leyes universales como el saber PERDONAR, saber ACEPTAR, ENTENDER Y COMPRENDER Y todo eso con la ayuda de un gran maestro, el Silencio.

Hoy por hoy y doce años más tarde, hago vida completamente normal aun teniendo como diagnóstico médico un AR positivo pero hoy “dormido”.

Vivo con mis tres lemas:

Ver, oír, observa y habla lo justo y necesario

No tengas miedo de avanzar, ten miedo de quedarte estancado

Decide vivir, y deja de sobrevivir

Muy sinceramente GRACIAS a todas aquellas personas, médicos y terapeutas, que han formado parte de mi vida que me han ayudado a curarme y a sanarme, que han estado ahí en mis momentos difíciles y que hoy formamos un gran equipo para seguir avanzando.

Abierta a conocer más médicos y terapeutas, para ayudarme, ayudarnos y ayudar a todas aquellas personas que así lo deseen PARA CONSEGUIR UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

Anna.